El comportamiento de los pulpos ha sido estudiado por científicos desde 1944, esto debido a su peculiar naturaleza y es que poco después de que un pulpo hembra pone sus huevos, esta deja de comer y se arrancar la piel y muerde las puntas de sus tentáculos.

Por ello los pulpos quedan huérfanos de madre antes de nacer, este comportamiento de los pulpos no había podido ser explicado pero científicos de la Universidad de Chicago tienen una fuerte hipótesis, que plantea que después de aparearse las hormonas y varias vías bioquímicas críticas basadas en el colesterol cambian.

Leer también: Wall Street sube por repunte acciones de crecimiento; Twitter cae

Z. Yan Wang, bióloga molecular que participó en la investigación de la Universidad de Chicago declaró, “el colesterol es importante desde una perspectiva dietética y también dentro de diferentes sistemas de señalización en el cuerpo… está involucrado en todo, desde la flexibilidad de las membranas celulares hasta la producción de hormonas del estrés, pero fue una gran sorpresa ver que también desempeñaba un papel en este proceso del ciclo de vida”,

En humanos algunos trastornos que afectan el metabolismo de colesterol, llegan a generar autolesiones, trastornos alimenticias y problemas de desarrollo y comportamiento.

Anteriormente ya se había notado la implicación de la glándula óptica en el comportamiento de los pulpos, que secreta más hormonas sexuales, y similares a la insulina y precursores de colesterol.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Científicos encontraron que removerla alargaba la vida de los cefalópodos después deponer sus huevos.

Clifton Ragsdale, neurobiólogo de la Universidad de Chicago explica, “lo sorprendente es que los pulpos pasan por esta progresión de cambios en los que parecen volverse locos justo antes de morir… Ahora, tenemos al menos tres vías aparentemente independientes hacia las hormonas esteroides que podrían explicar la multiplicidad de efectos que muestran estos animales”.

Con información de infobae.