EFE.- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) alabó hoy y puso como ejemplo de éxito la iniciativa regional desarrollada en América Latina y el Caribe contra el trabajo infantil, durante la quinta Conferencia Global sobre la Eliminación del Trabajo Infantil que se celebra en Sudáfrica.

La Iniciativa Regional América Latina y el Caribe Libre de Trabajo Infantil, creada en 2014, fue protagonista de una de las sesiones que esta conferencia celebró en su tercera jornada de reuniones, con énfasis en la importancia de la lucha tripartita -gobiernos, representantes de los trabajadores y patronal- y de la cooperación internacional.

Gracias a este marco que engloba a una treintena de países latinoamericanos y caribeños, la región logró pasar de tener a 14.1 millones de niños trabajando en 2008 a 8.2 millones a mediados de 2021, según los últimas estadísticas publicadas por la OIT y Unicef.

Este progreso se logró mantener incluso a pesar de la “prueba de fuego” de la pandemia de covid-19, según señaló en el debate el belga Philippe Vanhuynegem, jefe del Servicio de Principios y derechos fundamentales en el trabajo de la OIT.

A la vista de este éxito, Vanhuynegem animó a otras regiones del mundo, como África, a tomar la iniciativa latino-caribeña como modelo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

Pese a esto, el experto de la OIT señaló que los datos preliminares del final de 2021, comparados con los datos del último trimestre de 2019, muestran que ha habido un aumento del número de adolescentes trabajando (en las franjas de los 12 a 14 años y de los 15 a los 17).

Esto muestra, según Vanhuynegem, que la recuperación del mercado laboral tras la pandemia se está haciendo en parte en un contexto de incremento del trabajo de los jóvenes.

Foto: Niñez, Reuters.

En el panel participaron personalidades como Andrés Espejo, consultor en materia de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) o Cecilia Flores, presidenta del Instituto Peruano de Empresas y Derechos Humanos.

“Tenemos un Whatsapp”, compartía Paola Egúsquiza, secretaria de Defensa en la Central Autónoma de Trabajadores de Perú, al explicar los detalles de cómo se organizaron los miembros de la iniciativa incluso en tiempos de pandemia.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

La importancia del apoyo internacional a estos proyectos también fue un eje destacado de la sesión, por lo que ponentes como María de la Luz Ortega Carpio, directora de la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (España), o Thea Lee, de la Subsecretaría de Asuntos Internacionales del Departamento de Trabajo del Gobierno de EE.UU., incidieron en el valor de la cooperación.

“Esta es una pequeña joya y las joyas hay que proyectarlas y enseñarlas”, dijo por su parte Fernando Jiménez-Ontiveros, director de Cooperación Multilateral, Horizontal y Financiera de Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), al intervenir de manera virtual en el panel.

La quinta Conferencia Global sobre la Eliminación del Trabajo Infantil, organizada por la OIT con el apoyo en esta ocasión del Gobierno de Sudáfrica, comenzó este domingo en la ciudad de Durban.

Leer también: Inflación desata impuestos

El encuentro tiene como meta reimpulsar la meta de acabar con el trabajo infantil para 2025 después de los reveses causados por la covid-19.

Según datos de la OIT, unos 160 millones de niños (es decir, casi uno de cada diez en todo el mundo), están sometidos a trabajo infantil. Casi la mitad de ellos, además, se dedican a tareas de riesgo.