Por Daniela Arboleda Filigrana

Muchas marcas, piensan que alcanzar plataformas internacionales es casi imposible si eres nuevo en el mercado, cuando digo nuevo me refiero a un recorrido de aproximadamente de más de 2 años en una construcción constante de nombre y de “imperio”.

Generalmente las personas no ven el trabajo que hay en esta construcción y en el alcance de objetivos que se deben lograr. He trabajado con muchas marcas, para lograr esta meta, marcas pequeñas, marcas medianas y marcas grandes, todas tienen algo en común.

Se han preocupado por construir un nombre basado en su promesa de valor, y son fieles a ella. Una promesa de valor bien definida y con un seguimiento leal, realmente es un tiro fijo hacia el “éxito”. Lo pongo entre comillas porque el éxito depende también de muchos factores.

Cuando una promesa de valor tiene buenos cimientos, se nota en todo sentido, va ligado de un gran problema, de objetivos, tácticas y estrategias para solucionar ese gran problema y posterior a esto hay una gran promesa que define el verdadero sentimiento y la verdadera intención que moverá a las personas a las cuales se les esta solucionando esta batalla.

Te puede interesar: Marcas con presencia en América Latina deben estar en el Metaverso

Como lo han hecho estas marcas, paso a paso

Todo comienza con una idea de negocio, sueños, planes y generalmente lo que resulte en el camino. Pero los emprendedores deberían siempre iniciar con una idea de negocio estructurada, planificada, con tiempos, objetivos claros y una ruta por cumplir.

Cuando comenzamos a trabajar en la construcción de un nombre o una marca, lo primero que hacemos es toda la investigación y análisis de la competencia, quién lo está haciendo, cómo lo está haciendo, cómo es su estructura.

Esta aventura toma tiempo, fidelizar el mercado, dar a conocer lo que prometemos con estrategias basadas en la emoción, pero cuando se logra generar un vínculo con el objetivo, es ahí en ese momento donde la marca, el producto y/o servicio está listo para hacer contactos globales.

Ese momento en el que te miran desde afuera te corrobora que adentro lo estás haciendo bien, es un salto casi cuántico para una apertura real del mercado, en plataformas internacionales.

El 80% de tus estrategias realizadas durante esa construcción, te darán el 20% de visibilidad en el exterior. Todo lo que inviertas en creación de marca, disposición, disciplina, trabajo con dedicación, es lo que permitirá hacer esta conexión.

¿Una construcción segura?

Cuando plantees tu promesa, cúmplela 100% , si tu estrategia de objetivos no está funcionando, revisa por qué y ajusta lo que tengas que ajustar.

Loops! Repítelo cuantas veces consideres necesario

Lo único seguro en este camino, es que al recorrerlo y simplemente al hacerlo, es que puedes tomar decisiones que te permitan alcanzar la meta. Pero siempre fija tu recorrido. Sin plan no hay victoria.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

*La autora es Founder & marketing director de Miráfest Colombia.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Centroamérica.