X
BREAKING
4 volcanes de Costa Rica que debes visitar en tu próximo viaje

EFE.- El presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó hoy al Gobierno que revise “la estrategia de participación” de Rusia en la Organización Mundial de Comercio (OMC) a la vista de las sanciones occidentales por la campaña militar en Ucrania.

El Gobierno tiene hasta el 1 de junio para “actualizar” el papel de Rusia en dicha organización, a la que este país pertenece desde 2011.

Además, le encargó valorar si las sanciones adoptadas por países miembros de la OMC violan sus reglas con el fin de recurrirlas.

En caso de que las sanciones que limitan el comercio ruso sean consideradas ilegales, algo que Putin ha defendido desde un principio, el Ejecutivo deberá “presentar propuestas para que Rusia recurra dichas medidas en el marco de la organización”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Putin, que también mantiene que las sanciones han creado una crisis mundial, tomó esta decisión después de presidir una reunión sobre el desarrollo de la industria metalúrgica.

Recientemente, la Duma o Cámara de Diputados anunció que estudiará la posible denuncia del tratado de Marrakech con la OMC a propuesta del Ministerio de Exteriores.

“Rusia salió del Consejo de Europa. Ahora le llega el turno a la salida de la OMC y la (Organización Mundial de la Salud) OMS, las que han ignorado todas las obligaciones en relación a nuestro país”, declaró Piotr Tolstói, vicepresidente de la Duma, durante una intervención parlamentaria.

OMC. Foto: Reuters

Tolstói subrayó que el Ministerio de Exteriores remitió una lista a la Cámara baja del Parlamento ruso, que se propone analizarla con el Senado y después “proponer su denuncia”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“Habrá que trabajar en la revisión de nuestras obligaciones internacionales, de los acuerdos que a día de hoy no traen ningún beneficio y sí un perjuicio directo a nuestro país”, explicó.

En marzo los embajadores de la Unión Europea se dirigieron a dicha organización para que prive a Rusia del estatus de nación más favorecida.

La medida, que abre la puerta a la imposición de aranceles a los productos rusos, fue secundada por Estados Unidos.

Leer también: FMI sugiere subir temporalmente impuestos a empresas con beneficios excesivos

Rusia, que fue expulsada del G8 (G7+Rusia) tras la anexión de la península ucraniana de Crimea en 2014, fue la última gran economía mundial en ingresar en la OMC, donde entró el 22 de agosto de 2012 tras casi dos décadas de arduas negociaciones.

Según el Gobierno, el Producto Interior Bruto se contraerá un 7.8 % este año, junto a 2009 la mayor caída de la economía rusa desde que Putin llegara al poder en 2000.