X
BREAKING
4 volcanes de Costa Rica que debes visitar en tu próximo viaje

Investing.com.- Los inversores afrontan esta nueva semana con buen ánimo, a juzgar por la apertura de los mercados europeos. No perdemos de vista el tono mixto de los índices asiáticos (con China muy pendiente del Covid-19), pero en Occidente la atención parece girar en torno a los bancos centrales y las diferentes perspectivas de recesión.

Leer: Christine Lagarde: “Las criptomonedas no tienen valor”

“Los principales índices bursátiles estadounidenses sí alcanzaron una serie de “hitos” al cierre de la semana pasada, y no precisamente positivos”, señalan en Link Securities:

  • El Dow Jones cerró el viernes a la baja por octava semana de forma consecutiva, algo que no ocurría desde 1932.
  • El S&P 500 lo hizo también a la baja por séptima semana de forma consecutiva, lo que no ocurría desde marzo de 2001, en plena crisis de la “burbuja.com”.
  • El Nasdaq Composite cerró el viernes en negativo por séptima semana consecutiva, algo que tampoco ocurría desde marzo de 2001. 

“Tras siete semanas de continuos descensos en las bolsas norteamericanas, nos encontramos frente a la peor racha de los últimos 20 años, que han llevado a perder al S&P 500 un 18% en las primeras 97 sesiones de 2022. Esto supone estar frente al cuarto peor inicio de año de toda la Historia”, coincide Javier Molina, portavoz de eToro en España. 

“Si seguimos tirando de estadística y desde 1928 para ese mismo índice, se han dado mercados bajistas cada 4 años. Del mismo modo, el Nasdaq pierde un 31% desde los máximos de noviembre de 2021, siendo ya mayor esta caída que la vivida durante la crisis del Covid-19”, añade este experto.

“Todo esto nos ha llevado a estar frente a un mercado sobrevendido, con sentimiento muy negativo, donde los flujos siguen marcando esa tendencia de salida de riesgo y se centra ahora la atención, en las actas de la FOMC del próximo miércoles. Si varios miembros mostrasen predisposición a mayores alzas de las descontadas, se añadiría más miedo al impacto sobre el crecimiento económico y el riesgo de recesión”, señala Molina.

“No es descartable que, tras este largo periodo a la baja, los principales índices estadounidenses intenten un rebote de cierta intensidad, aprovechando para ello los elevados niveles de sobreventa que presentan muchos valores y el sentimiento negativo generalizado existente entre los inversores, lo que históricamente casi siempre ha funcionado como un buen indicador contrario”, coinciden en Link Securities. 

Te puede interesar: Economía mundial tiene un ‘amortiguador’ contra la recesión: FMI

“Entendemos que, de producirse esta reacción en Wall Street, arrastraría también al alza a las bolsas europeas, que, por lo general, se han estado comportando algo mejor que las estadounidenses en las últimas semanas”, añaden estos expertos. 

“No obstante, y como ya señalamos la semana pasada, creemos que un rebote de esta índole puede ser una buena oportunidad para situar nuestro riesgo al nivel deseado o que podamos asumir y rotar nuestras carteras hacia posiciones más defensivas”, concluyen.

Investing.com
Investing.com