EFE.- El Gobierno de Guyana y empresas de China firmaron un acuerdo para la creación de un consorcio que construirá un nuevo puente sobre el río Demerara, una estructura flotante de más de 2 kilómetros que las autoridades del país suramericano consideran obsoleta.

Las autoridades de Guyana informaron este miércoles a través de un comunicado de la firma de un acuerdo que supondrá la inversión de 260 millones de dólares junto a empresas chinas para la construcción de la nueva estructura.

Leer: ExxonMobil anuncia dos nuevos descubrimientos de petróleo en costa de Guyana

El ministro de Obras Públicas de Guyana, Juan Edghill, señaló que se trata del contrato más importante para un proyecto de infraestructura de transporte jamás realizado en el país.

“Ha sido un camino largo y desafiante que nos ha llevado hasta aquí. Hoy es la culminación de casi 10 años de planificación que se remontan a marzo de 2013”, destacó el funcionario.

El ministro de Finanzas, Ashni Singh, dijo por su parte que la iniciativa contribuirá a la transformación de Guayana en un país moderno.

La firma de hoy llega en un momento en que se está a punto de iniciar el proceso de construcción de nuevas carreteras que mejorarán las conexiones en el país.

La embajadora de China en Guyana, Guo Haiyan, señaló que el país asiático ha sido uno de los principales socios de Guyana en proyectos de desarrollo e infraestructuras.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Un total de 14 grupos competían por el contrato, pero al final se lo adjudicó un conglomerado compuesto por las compañías China Railway Construction Corporation y China Railway Construction.

El puente, conocido oficialmente como Demerara Harbour Bridge, es una estructura flotante de casi 2 kilómetros de longitud situada a 6 kilómetros de la capital, Georgetown, que data de la década de los 70 del pasado siglo.