La compañía Energía del Pacífico (EDP) inauguró el inicio de operaciones comerciales de su megaproyecto de la planta de gas natural licuado (GLN), ubicada en Acajutla, Sonsonate, lo que representa una inversión en El Salvador.

EDP es parte de una inversión en El Salvador por más de 1,000 millones de dólares. La primera planta de gas generará 380.7 megavatios (MW), lo que la convierte en la central con mayor capacidad instalada del sistema eléctrico salvadoreño.

Con  el proyecto se busca crear más de 2,000 puestos de trabajo en la construcción y emplear a más de 80 personas en las operaciones. Esta planta busca satisfacer el 30% de la demanda energética de El Salvador, al tiempo que mejora el medio ambiente y contribuye al desarrollo económico de la región.

Leer: El Gobierno de El Salvador pedirá segunda ampliación de régimen de excepción

Esta planta fue desarrollada por la empresa estadounidense Invenergy junto con las empresas Grupo Calleja, VC Energy de Centroamérica y Quantum Energy. Ésta recibió la autorización para comenzar a suministrar energía el 1 de mayo de 2022 por parte de la Unidad de Transacciones (UT).

Además, se prevé invertir más de 500,000 anuales para apoyar proyectos de impacto social en las comunidades circundantes.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

“Hemos llegado a este momento cúspide en el que EDP se convierte en un generador del sistema eléctrico. Estamos listos para operar comercialmente nuestra planta bajo un estricto compromiso de generar energía limpia, confiable y segura”, señaló Alberto Osorio, director del proyecto EDP.