Por Urías Gamarro / Prensa Libre.- El ritmo inflacionario en abril se ubicó en 4.62% y esa situación alarmó a los miembros de la Junta Monetaria (JM), que por unanimidad decidieron ajustar en 0.25 puntos básicos la tasa de interés líder, informó en conferencia de prensa Sergio Recinos, presidente del Banco de Guatemala (Banguat).

El funcionario aseguró que la medida fue adoptada con base en el análisis de riesgos de inflación internacional y local. Como efecto inicial, la medida encarecerá el dinero, especialmente para las personas que pagan un crédito o hacen transacciones para el consumo.

Sin embargo, es el instrumento o mecanismo disponible para controlar la presión alcista de los precios a nivel general, o sea, la inflación.

Fue así como la tasa de interés líder pasó de 1.75% a 2% y regresa a los niveles observados entre marzo y mayo del 2020 cuando se ubicó en ese mismo porcentaje, precisamente se presentaron los efectos de la pandemia en la economía.  Antes de la emergencia sanitaria, la tasa estaba en 2.75% y se redujo para incentivar la producción nacional por medio del crédito.

Por otro lado, la JM también modificó la estimación de cierre de la inflación, pues subió de 4.5% (que era la estimación en diciembre del 2021) a 4.75% como meta de cierre par este año. Siempre, dentro de la meta establecida de 3%.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Implicaciones

Recinos remarcó que la tasa líder de interés busca impactar en las tasas de interés activas, particularmente, y así contener el crédito, que a su vez tiene un impacto en crecimiento económico.  “Es algo que no gusta porque al final encarece el costo del dinero y puede impactar en el crédito, pero que son medidas necesarias”.

inflación Foto: Pixabay

Reconoció que se trata de ser preventivos y se esperaría que en la tasa de interés activa, -que es el porcentaje que cobran las instituciones financieras por los créditos que otorgan a las personas individuales o jurídicas- se va a impactar en un monto similar o probablemente no, ya que hay un mecanismo de transmisión.

También aclaró un punto importante, que se refiere a la competencia entre bancos, “por lo que habría que ver si algunas entidades mantienen las tasas o las suben 0.10 o 0.15 puntos básicos o se van hasta los 0.25”.

No obstante, la tasa pasiva -que es la que pagan las entidades financieras a los cuentahabientes por sus ahorros– también debería subir de manera proporcional y a veces lleva un rezago adicional.

Al 19 de mayo, según la página de la Superintendencia de Bancos (SIB), la tasa promedio ponderada activa era de 15.52% y la pasiva, de 3.4% en moneda nacional. Y en moneda extranjera, 6.01% la activa y 2.19% la pasiva.

Edwin Matul, exgerente general del Banguat, reiteró que uno de los efectos para las personas será el costo del dinero, aunque esta medida ya se había advertido porque la Reserva Federal (Fed) hizo lo mismo en los Estados Unidos.

En la conferencia se informó que adicionalmente se consideró el aumento de la tasa por parte de la FED en 0.75 puntos básicos en lo que va del año y se tenía que reaccionar para que no exista movimientos de capital hacia EE. UU., en perjuicio de las economías emergentes como la de Guatemala.

El funcionario recordó que países vecinos como México, República Dominicana, Costa Rica, Chile, Colombia, y Perú ya se ha aumentado ese indicador, también para contrarrestar el alza general de precios, sin afectar el crecimiento económico y el empleo.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Otra interpretación

Clynton Roberto López, director de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, de la Universidad Francisco Marroquín, (UFM), expresó que paulatinamente van a aumentar las tasas de interés de captación y de colocación en quetzales, porque se restringirá la liquidez en la economía, pero es una medida que apoyará el control de la inflación.

“La principal recomendación para los usuarios es volver a ahorrar y revisar constantemente sus deudas por consumo”, dijo.

Criticó que era de esperarse este movimiento y no se sabe por qué los miembros de JM tardaron tanto en reaccionar, citando como ejemplo que, en México, la tasa de referencia subió hace varios meses anticipando el alza en la Fed. “Si querían tener una política neutral de tipo de cambio debían subirla y también tenían que combatir la inflación, que es un impuesto que pagan dolorosamente los más pobres”, aseguró.

Leer también: Presidente de Guatemala dice que Estados Unidos tiene planes de derrocarlo

Y el consultor financiero Irving de la Cruz, coincidió en que la medida indicada se va a reflejar en un incremento de las tasas para préstamos de consumo y los de corto plazo.