EFE.- El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, consideró este miércoles durante la Cumbre de las Américas que el papel de la Organización de los Estados Americanos (OEA) está “agotado” y propuso una “refundación” de las relaciones entre los países americanos.

Durante una reunión de ministros de Exteriores, el canciller mexicano criticó además que Estados Unidos excluyera del evento, celebrado en Los Ángeles (California), a los Gobiernos de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Leer: Con Biden, China ha ampliado liderazgo comercial en Latinoamérica

“Consideramos que es un grave error y que nadie tiene derecho a excluir a otro, no aceptamos el principio de intervención para definir unilateralmente quién viene y quién no viene”, reprochó el secretario de Relaciones Exteriores.

Ebrard consideró que “es increíble que a estas alturas” se mantenga el embargo contra Cuba y se hayan impuesto sanciones a países americanos en plena pandemia de covid-19.

“Es evidente que la Organización de Estados Americanos y su forma de actuar están agotados ante esa realidad”, opinó Ebrard, quien dijo que la organización tuvo un “vergonzoso papel en el reciente golpe de Estado en Bolivia”.

Ante esto, el líder de la diplomacia mexicana propuso constituir en esta cumbre un grupo de trabajo que “presente el proyecto de refundación del orden interamericano”, el cual pidió que se base en los principios de “no intervención” y de “beneficio mutuo”.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ya propuso el año pasado sustituir la OEA, con la que está enfrentada desde que México asiló en 2019 a Evo Morales, por una nueva organización que emule a la Unión Europea.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

López Obrador canceló su participación en la cumbre en protesta por la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua, así como otros mandatarios como el boliviano Luis Arce o la hondureña Xiomara Castro.