EFE.- Wall Street abrió este viernes en rojo y el Dow Jones de Industriales perdía un 1,81 %, tras conocerse que la tasa de inflación en Estados Unidos escaló en mayo hasta el 8,6 %, tres décimas por encima de la de abril y la más elevada en cuarenta años, según los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Cinco minutos después de la apertura del parqué, el Dow Jones perdía 585,72 puntos, hasta 31.687,07, mientras que el selectivo S&P 500 se dejaba un 2,06 % o 82,88 unidades, alejándose de la barrera de los cuatro mil, hasta 3.934,94,28.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, donde cotizan las principales tecnológicas, se dejaba otro contundente 2,29 % o 269,53 enteros, hasta 11.484,7.

Leer: Todo lo que debes saber para entender la caída de la bolsa

El parqué neoyorquino arrancaba la jornada con abultadas pérdidas después de que se confirmaran sus mayores temores, que la inflación no da tregua y que sigue disparada, a pesar de que se había moderado ligeramente en abril con su primera bajada en siete meses.

La subida mensual de los precios de consumo fue del 1 %

La tasa de inflación de mayo, la más elevada desde 1981, se ha visto impulsada sobre todo por el encarecimiento de la energía y también, aunque en menor medida, por el alza de los precios de la vivienda y los alimentos.

Los precios de la energía (gasolina, crudo, electricidad y gas) aumentaron un 34,6 % en los últimos doce meses, empujados por el precio del crudo, que subió un 106,7 %, el mayor aumento desde que se recogen datos.

Otra de las directas consecuencias del anuncio ha sido el aumento del rendimiento del bono estadounidense a dos años que se ha situado por encima del 2,9 % mientras que el bono a 10 años subía también hasta los 3,113 %, con los inversores buscando lugares más seguros donde invertir las ventas de las acciones.

“Cualquier esperanza de que la Reserva Federal (Fed) pueda reducir el ritmo de las subidas de los tipos después de las reuniones de junio y julio ahora parece ser una posibilidad remota. La inflación continúa asomando su fea cabeza y las esperanzas de mejora se han desvanecido nuevamente”, aseguraba al canal CNBC el analista de Bankrate Greg McBride.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Todos los sectores amanecían con pérdidas, con las mayores pérdidas para el energético (-1,43 %), el de servicios públicos (-1,45 5 %) y el inmobiliario (-1,64 %).

Ninguna de las empresas del Dow Jones se libraba esta mañana de las pérdidas, con Boeing (-2,97 %) como la más perjudicada, seguida de Microsoft (-2,73 %), Dow (-2,7 %) y American Express (-2,65 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 121 dólares el barril, el oro perdía valor hasta los 1.835,30 dólares por onza y el dólar ganaba terreno frente al euro, con un cambio de 1,0534.