EFE.- Las autoridades migratorias de Guatemala informaron este miércoles que se mantienen en “alerta” ante la posible formación de una caravana migrante procedente de Honduras.

El Instituto Guatemalteco de Migración detalló a periodistas que el grupo de migrantes que componían la caravana podrían entrar al país centroamericano por el punto fronterizo denominado Agua Caliente.

Dicha frontera con Honduras se encuentra en el departamento (provincia) de Chiquimula, unos 180 kilómetros al este de la Ciudad de Guatemala.

Leer: Atender migración en Honduras requiere responsabilidad regional, dice experta

Sin embargo, de acuerdo con las autoridades migratorias guatemaltecas, también existe la posibilidades de que los migrantes hondureños ingresen por puntos no registrados del territorio.

“El grupo estaría conformado por entre 500 y 700 personas aproximadamente”, puntualizó el Instituto Guatemalteco de Migración, y se “presume que están ingresando al país por un punto ciego”.

De acuerdo con la misma fuente, el viceministro de Gobernación Carlos Franco realizó un “sobrevuelo en la zona” fronteriza “para verificar la información y proceder a activar el protocolo correspondiente”.

En la mañana de este miércoles, las fuerzas de seguridad de Guatemala interceptaron en el noreste del país a un grupo de migrantes irregulares procedentes de Cuba y Ecuador y arrestaron a ocho supuestos traficantes de personas.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

Según detalló la Policía Nacional Civil (PNC), los migrantes fueron detectados durante un operativo en el municipio de Morales, del departamento (provincia) de Izabal, unos 250 kilómetros al noreste de la capital guatemalteca, en la costa al mar Caribe.

El grupo de indocumentados estaba conformado por 51 personas, entre cubanos y ecuatorianos, quienes fueron puestos a disposición del Instituto Guatemalteco de Migración para que solventen su situación migratoria.

Puedes leer: López Obrador: EE.UU. es protagonista de migración y debe modificar políticas

Por su posición geográfica, el territorio guatemalteco es utilizado como puente por los traficantes de personas para trasladar migrantes de varios países hacia Estados Unidos.

En abril pasado, el Gobierno que preside Alejandro Giammattei  tuvo una reunión interinstitucional para prepararse ante la posible llegada de una caravana migrante procedente de Honduras, supuestamente compuesta por más de 2.000 personas. Sin embargo, la misma no llegó a concretarse.

La última caravana migrante masiva se registró en enero de 2021 con la participación de alrededor de 9.000 hondureños, quienes fueron bloqueados y disueltos en la frontera guatemalteca por las fuerzas de seguridad locales.