Investing.com.- Los principales índices bursátiles de Wall Street están en rojo, luego de que el mercado sopesara los efectos del aumento agresivo que aplica la Reserva Federal como medida inmediata para aplacar una inflación que ya sube a 1% intermensual. 

La tendencia refleja “venta fuerte” nuevamente, tumbando las ganancias de ayer, que rompieron con una racha ya negativa de cinco días en caída. Y que incluso llevaron al S&P 500 a un terreno bajista, al acumular un retroceso de 21% desde el máximo de enero. 

El Dow Jones baja 784 puntos o 2.56%, el Nasdaq retrocede 471 reflejando una dura caída de 4.24%, mientras que el S&P 500 se desploma 131 puntos o 3.47%. 

Leer: ¿Se viene el Great Reset del ecosistema startup de la región?

La Fed decidió ser aún más agresiva ayer, subiendo la tasa 75 puntos base, un salto en la tasa no aplicado desde hace 28 años. La medida se da luego de que el aumento de los precios subiera a 8.6% anual, algo no visto desde hace 40 años. 

Aunque el banco central esperaba aplicar una política restrictiva acorde como para aplacar la inflación sin provocar una recesión, el viraje que ha tenido que dar podría evitar lograr este “aterrizaje suave”. 

“El Comité ve un camino cada vez más estrecho hacia un aterrizaje suave, sin dejar de mantener eso como línea de base”, indicó en un reporte de YahooFinance, Matthew Luzzetti, economista jefe para EE.UU. de Deutsche Bank (ETR:DBKGn). 

“Continuamos anticipando que la Fed tendrá que actuar de manera más agresiva y este endurecimiento desencadenará una recesión en 2023″, agregó el experto. 

Además, los modelos de Bloomberg Economics ahora arrojan un riesgo de recesión de 72%, mientras que JPMorgan Chase & Co (NYSE:JPM) indicaba hoy que el S&P 500 implica ahora un 85% de posibilidades de recesión en Estados Unidos, y 80% de probabilidad de recesión en Europa.

Investing.com
Investing.com