Reuters.- La Reserva Federal (Fed), que esta semana dio a conocer su mayor subida de tasas de interés en más de un cuarto de siglo, señaló el viernes que no dejará que nada se interponga en su batalla para reducir la inflación que está golpeando a los hogares estadounidenses.

“El compromiso del Comité para restaurar la estabilidad de los precios -que es necesaria para sostener un mercado laboral fuerte- es incondicional”, dijo la Fed en su informe semestral de política monetaria al Congreso, en referencia al Comité Federal de Mercado Abierto que fija las tasas.

El presidente de la Fed, Jerome Powell, testificará en el Congreso la semana que viene, poniendo al día a los legisladores sobre los planes del banco central para luchar contra la inflación mientras busca el máximo empleo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El miércoles, la Fed elevó su rango objetivo de tasas de interés a un 1.50%-1.75% y publicó previsiones que muestran que la mayoría de las autoridades del banco central son partidarias de elevar aún más el costo del crédito este año, quizás hasta el 3.4%, y todavía más en 2023.

Economistas han advertido que un aumento tan brusco podría desencadenar una recesión.

El uso de la palabra “incondicional” en el informe sugiere que la Fed está dispuesta a arriesgarse precisamente a eso, con el fin de evitar lo que considera una situación mucho peor en la que la inflación se descontrole y ejerza un daño mucho más perjudicial en el largo plazo.

reserVA_FEDERAL_estados_unidos_fed
Foto: archivo

George de la Fed teme que alza de tasas de 75 puntos básicos aumente la incertidumbre política

La presidenta de la Reserva Federal de Kansas City, Esther George, dijo que disentía con el alza de las tasas de interés de tres cuartos de punto del banco central esta semana porque considera “que esa medida aumenta la incertidumbre política simultáneamente con el inicio de la liquidación del balance”.

George fue el único miembro del Comité Federal de Mercado Abierto que votó el miércoles en contra de la subida de tipos de 75 puntos básicos, prefiriendo que los responsables de la política monetaria de la Fed se ciñeran a la orientación previamente enunciada de una subida de medio punto porcentual.

George, en una declaración publicada el viernes, dijo que “la velocidad con la que ajustamos el tipo de interés oficial es importante. Los cambios de política afectan a la economía con un retraso, y los cambios significativos y bruscos pueden ser inquietantes para los hogares y las pequeñas empresas mientras realizan los ajustes necesarios”.

Leer también: Recesión en puertas: 4 señales para estar alerta y prever este riesgo

“También tiene implicaciones para la curva de rendimiento y los modelos tradicionales de préstamo bancario, como los que prevalecen entre los bancos comunitarios”, continuó.

A pesar de su objeción a la medida del miércoles, George dijo que comparte el “firme compromiso del FOMC de reducir la inflación para lograr nuestro mandato de estabilidad de precios a largo plazo”.

Con la subida de tasas del miércoles -la tercera de este año y la mayor desde 1994-, el tipo de interés oficial de la Fed se sitúa ahora en un rango del 1.50% al 1.75%.

Los responsables de la política monetaria también iniciaron este mes la reducción de un balance que había crecido hasta los 9 billones de dólares en el transcurso de la pandemia por Covid-19.