Investing.com.- El inversor Keith Johnson ha demandado a Elon Musk y dos de sus compañías, Tesla (NASDAQ:TSLA) Inc. y SpaceX, por un total de 258.000 millones de dólares, acusándolos de operar un “esquema piramidal” para inflar el precio de Dogecoin.

La demanda, presentada en la corte federal de Manhattan, acusa a Musk y sus compañías de cometer fraude, así como de violar las leyes federales y estatales contra el crimen organizado y las apuestas, y busca el estatus de demanda colectiva en nombre de los inversores de Dogecoin que han perdido dinero desde entonces, según recoge MarketWatch.

“Los demandados afirman falsa y engañosamente que Dogecoin es una inversión legítima cuando no tiene ningún valor”, dice la demanda. “Dogecoin no es una moneda, acción o valor… No se basa ni está vinculado a nada de valor… Es simplemente un fraude mediante el cual se engaña a los ‘grandes tontos’ para que compren la moneda a un precio más alto”.

Leer: La economía de EEUU tiene un 40% de probabilidad de entrar en recesión el próximo año: BofA

La demanda de Johnson consta de 86.000 millones de dólares en daños, que es la cantidad que afirma que los inversores de Dogecoin han perdido desde que Musk comenzó a comprarlo y promocionarlo en 2019, más daños de 172.000 millones. También busca impedir que Musk y sus empresas promuevan Dogecoin.

Recordamos que Elon Musk, el hombre más rico del mundo, se reconoce a sí mismo como un fanático de Dogecoin y es famoso por tuitear a favor de la moneda, lo que en diversas ocasiones ha provocado un repunte en el precio.

En abril de 2021, Musk se autodenominó “The Dogefather” mientras promocionaba su próxima aparición en “Saturday Night Live”.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes Centroamérica

Dogecoin se creó como una broma, pero su popularidad se viralizó en 2021, con Musk como uno de sus promotores más destacados.

Investing.com
Investing.com