Reuters.- El dólar retrocedió el miércoles, en línea con una baja de los rendimientos de los bonos estadounidenses causada por temores a una recesión económica, luego de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reiteró su postura en favor de aumentos agresivos de las tasas de interés para contener la inflación.

La Fed no está tratando de provocar una recesión con su política contra la inflación, pero está fuertemente comprometida con el objetivo de controlar los precios aunque esto genere riesgos de una retracción de la economía, dijo Powell en una audiencia semestral ante la Comisión de Banca del Senado. 

“Las tasas de interés más altas son dolorosas, pero son la herramienta que tenemos para reducir la inflación”, dijo Powell.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

A los inversores les preocupa que las contundentes alzas de tasas por parte de los principales bancos centrales del mundo ocasionen una grave desaceleración o una recesión mundial.

Las tasas más altas han fortalecido al dólar, pero el euro también se ha apreciado en los últimos días debido a los planes del Banco Central Europeo (BCE) de empezar a elevar sus costos de endeudamiento.

“La determinación de la Reserva Federal está preparando el escenario para movimientos más bruscos de otros bancos centrales y eso está llevando al euro al alza”, dijo Kathy Lien, directora general de BK Asset Management en Nueva York.

“La liquidación de los bonos del Tesoro de Estados Unidos nos dice que el mercado no se sorprendió por nada de lo que dijo Powell. Yo atribuiría la debilidad del dólar a que se mueve al mismo ritmo que los rendimientos de deuda del Tesoro”, sostuvo.

Leer también: Así de simple: cómo convertir la prima en un ‘generador de renta en dólares’

El índice dólar =USD bajó un 0.31%, en tanto que el euro EUR= avanzó un 0.47%, a 1.0574 dólares. El yen se fortaleció 0.36% a 136.14 unidades por dólar, mientras que la libra esterlina GBP= declinó un 0.04%, a 1.2267 dólares.

El dólar, un activo de refugio, ha estado ganando terreno contra la mayoría de sus pares. El martes, el yen se derrumbó a un nuevo mínimo de 24 años debido a que el aumento de los rendimientos de los bonos estadounidenses y europeos contrastó con las bajas tasas de interés japonesas.