EFE.- El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, autorizó este miércoles suscribir un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 200 millones de dólares para evitar el alza de los precios de los combustibles en el país.

A través de un acuerdo presidencial, Ortega autorizó al Ministerio de Hacienda y Crédito Público para que, actuando en nombre y representación del Gobierno de Nicaragua, suscriba con el BCIE el contrato de préstamo No. 2298 por un monto de 200 millones de dólares.

Ese dinero será utilizado para financiar la implementación del “Programa Temporal de Apoyo ante la Crisis de los Combustibles en Nicaragua”, según el acuerdo presidencial publicado en el Diario Oficial La Gaceta.

Leer: Esto es lo que dicen los multimillonarios sobre la próxima recesión

Ese sería el segundo préstamo por 200 millones de dólares que el BCIE otorgaría a Nicaragua destinado a evitar el alza en los precios de los combustibles, que se mantienen congelados desde hace 11 semanas en el país.

Nicaragua cuenta con un fondo de 200 millones de dólares, que ahora será de 400 millones, como parte de una línea de crédito de hasta 800 millones de dólares ofrecidos por el BCIE para financiar un programa regional de apoyo ante el alza global de precios de los combustibles.

Según el Ejecutivo, al asumir el 100 % de las alzas en los precios de los combustibles y del gas licuado de cocina, el Estado de Nicaragua desembolsa entre cuatro y seis millones de dólares semanales.

El costo del diésel, utilizado en el transporte de carga y colectivo, se mantiene congelado en 4,58 dólares por galón (3,78 litros); el de la gasolina superior, usado en automóviles ligeros, en 5,19 dólares; y el de la gasolina regular, aplicado en automóviles de vieja data y todoterreno, en 5,07 dólares.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter