EFE.- La incertidumbre en la economía global fue uno de los temas principales este jueves en la cumbre virtual del grupo BRICS (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica), en la que los líderes de los países miembros apenas se refirieron a la guerra en Ucrania de forma directa en sus intervenciones.

La cumbre, en la que China ejerció de anfitriona, contó con la presencia de los líderes de la India, Narendra Modi; Brasil, Jair Bolsonaro; Rusia, Vladímir Putin; China, Xi Jinping, y Sudáfrica, Cyril Ramaphosa.

Leer: El rublo se refuerza frente al dólar hasta valores no vistos en siete años

COOPERACIÓN PARA SUPERAR LA CRISIS

Putin pidió “cooperación honesta y mutuamente beneficiosa” para encontrar “una salida a la crisis de la economía mundial”, mientras culpaba de la coyuntura a las “acciones insensatas y egoístas de determinados Estados, que, utilizando mecanismos financieros, traspasan a todo el mundo sus errores en la política macroeconómica”, en clara referencia a las potencias occidentales.

Asimismo, Modi aseguró que, en lo referente al gobierno de la economía mundial, los cinco países tienen “un enfoque muy similar”.

Por su parte, el presidente chino se refirió a la “imponente y compleja” situación a la que se enfrenta el mundo, contra la que recetó “coordinación de las políticas macroeconómicas” y la “construcción de una economía global abierta” para alcanzar un “crecimiento económico más resistente”, al tiempo que sentenciaba: “La globalización es una tendencia histórica irreversible”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter