De acuerdo con los datos más recientes de la UNESCO, 87% de los estudiantes de todo el mundo y 63 millones de maestros han tenido que adaptarse a cambios inesperados en el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero no todo ha sido cuesta arriba. La tecnología, como la aplicación de Inteligencia Artificial, llegó para aliviar dolores que los académicos han sufrido por décadas.

Con ese objetivo nació Gradescope, herramienta perteneciente a la familia de soluciones educativas de Turnitin, que gracias al uso de Inteligencia Artificial ayuda a los educadores a reducir el tiempo que invierten en calificar a sus alumnos hasta en un 50%, además de ser un auxiliar en la digitalización de los documentos en papel y proporcionar datos sobre la adquisición de conocimiento de cada alumno que permiten ajustar la currícula y apoyarlos con necesidades específicas.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

El software Gradescope, se expandió durante la pandemia, época donde abrió una licencia gratuita para los académicos de Latinoamérica. Dada esta experiencia es que la plataforma acaba de lanzar su versión en español, estando disponible en 6 idiomas portugués, japonés, coreano, español, inglés y turco.

A través de Gradescope, los docentes pueden diseñar, administrar, organizar y calificar fácilmente evaluaciones escritas a mano, en papel, digitales y en código de programación lo cual lo hace compatible con el aprendizaje presencial, remoto e híbrido para cualquier especialidad, modelos de evaluación y tipos de respuesta. Los educadores pueden utilizar sus tareas y exámenes existentes o crear nuevos contenidos utilizando la plataforma.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

“Nuestro principal objetivo es apoyar a educadores, estudiantes e investigadores a mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje; cada país, cada institución e incluso cada instructor tiene sus particularidades  por lo cual nuestras herramientas deben ser accesibles, personalizables e inclusivas para que puedan responder a esas necesidades académicas específicas”, comentó Catalina Londoño, Gerente de Servicios Profesionales de Turnitin.