EFE.- Estados Unidos ha retenido 1.000 millones de dólares en activos que Suleiman Kerimov, uno de los oligarcas rusos sancionados por los Gobiernos occidentales, tiene en este país a través de un fondo radicado en el estado de Delaware, según anunció este viernes el Departamento del Tesoro.

Las autoridades estadounidenses decidieron bloquear los fondos tras descubrir que Kerimov, uno de los empresarios sancionados por sus vínculos con el presidente ruso, Vladímir Putin, y la invasión de Ucrania, participa en el Heritage Trust, creado en julio de 2017 con el propósito de gestionar los activos del oligarca en Estados Unidos.

El Departamento del Tesoro añadió en un comunicado que Kerimov utilizó una compleja red de estructuras legales y testaferros para ocultar su participación en Heritage Trust, cuyos fondos llegaron a Estados Unidos antes de la imposición de las sanciones.

Los fondos de Heritage Trust estaban invertidos en importantes compañías estadounidenses y eran gestionados por firmas del país.

En abril pasado, la cadena de televisión británica BBC reveló que Kerimov se valió de un testaferro para ocultar unos 300 millones de dólares.

Leer: El euro cae por la aversión al riesgo y ajustes de fin del trimestre

La información estaba incluida en los llamados Papeles de Pandora, documentos confidenciales obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, en inglés).

Los documentos también revelan que entre 2010 y 2015, las autoridades estadounidenses consideraron sospechosas varias transferencias ligadas a Kerimov y sus socios por valor de 700 millones de dólares, si bien no llegaron a probar que estuvieran vinculadas al oligarca.

Además, en mayo, el Tribunal Superior de Fiyi, a petición de EE.UU., incautó un yate retenido en el puerto de Lautoka que es supuestamente propiedad del empresario ruso.

Kerimov está incluido en la lista de sancionados del Departamento del Tesoro desde 2018.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter