Investing.com – La Reserva Federal de Atlanta predijo que la economía caerá 1% en el segundo trimestre del año, lo que implicaría una recesión técnica, con dos trimestres seguidos en caída. Según el modelo GDPNow del organismo para el PIB real, el PIB de Estados Unidos se situará por debajo de las proyecciones previstas al iniciar junio, cuando se esperaba un alza de 0.3%. 

El informe de la Fed de Atlanta se basa en datos como el gasto de consumo personal real del segundo trimestre, que cayó 1,7%, -se esperaba 2.7%-. Y el crecimiento de la inversión interna privada bruta real, que bajó a -13.2%, desde un -8.1%. 

Leer: Wall Street cierra otro mes para el olvido, con el S&P en mercado bajista

Golpeada recuperación

En el primer trimestre, la economía estadounidense cayó 1.6%, golpeada por una alta inflación, escasez de mano de obra, inicio de una política monetaria más restrictiva, menos estímulos al consumo, el inicio de la guerra en Ucrania por la invasión rusa, y una interrumpida cadena de suministros. 

El riesgo de recesión ha estado latente durante el último trimestre, como consecuencia de las altas tasas de interés que ha tenido que aplicar la Reserva Federal para atacar la inflación y la presión que sufrió sobre todo la energía. 

Según una encuesta hecha por Deutsche Bank (ETR:DBKGn) este mes, un 90% de los participantes estimaba que la recesión económica podía llegar a finales de 2023. Solo el 20% cree posible que la contracción se dé este año, aunque el porcentaje subió con respecto al mismo estudio realizado el mes anterior, en el que solo 13% creía que la recesión podía darse en este 2022. 

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, y otros miembros del comité se han pronunciado indicando que todavía es posible lograr “un aterrizaje suave”, al aplacar la inflación sin ocasionar una recesión. Sin dejar de reconocer que el camino se ha hecho más complicado.

Investing.com
Investing.com