Reuters.- Los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos se desplomaron el viernes y el de referencia a 10 años sufrió la mayor caída desde que el COVID-19 sacudió los mercados en marzo de 2020, ya que los inversores descontaban que la Reserva Federal forzará una reducción de la inflación.

La tasa de equilibrio de los bonos protegidos contra la inflación de más largo plazo, que mide la diferencia con el rendimiento de la deuda nominal del Tesoro, cayó a mínimos de nueve meses, cuando los inversores se esforzaban por mantenerse al día con los agresivos planes de la Fed de subir las tasas de interés para doblegar la inflación.

Los rendimientos de los bonos a dos y cinco años cayeron 22 y 24 puntos básicos cada uno esta semana, sus mayores bajas semanales desde marzo.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años US10YT=RR perdió 23,3 puntos básicos antes de recortar la baja a 8.5 puntos con un retorno de 2.889%.

El bono a dos años US2YT=RR, que suele moverse al ritmo de las expectativas de las tasas de interés, bajó 8.8 puntos básicos a un 2.839%. Los papeles a dos y 10 años se encontraban cerca de mínimos de cuatro semanas.

inflación Foto: Pixabay

Los tipos de equilibrio de los Títulos del Tesoro Protegidos contra la Inflación (TIPS) a cinco y diez años cayeron al 2.636% y el 2.362%, respectivamente, y se situaron en niveles de septiembre de 2021.

“El mercado de breakeven, la diferencia entre los TIPS y los bonos del Tesoro normales, tiene una pendiente dramática a la baja. Apenas está por encima del objetivo medio a largo plazo de la Fed del 2%”, dijo Nancy Davis, socia gerente y directora de inversiones de Quadratic Capital Management LLC.

“El mercado está valorando que la subida de tasas de la Reserva Federal va a reducir drásticamente la inflación futura del IPC”, dijo.

Leer también: La tasa líder sube de nuevo en el país y queda en 2.25% ¿Qué efectos se esperan con esa medida?

La incertidumbre sobre cuándo alcanzará la inflación su punto máximo y cuán profunda y larga será una probable recesión está moviendo todos los mercados de valores, ya sea de crédito o de renta variable, dijo Dec Mullarkey, director gerente de estrategia de inversión y asignación de activos de SLC Management en Boston.

“Los bancos centrales están diciendo que la mayor amenaza es la inflación y que vamos a hacer lo que sea necesario para controlarla”, dijo Mullarkey. “Ese es el mensaje que los mercados han incorporado a sus valores. Están diciendo ‘hay mucho riesgo, hay mucha volatilidad’“.

*La brecha entre los rendimientos de los bonos del Tesoro a dos y 10 años US2US10=RR, considerada como un indicador de una posible recesión cuando el extremo corto de la curva de rendimiento se invierte y sube por encima del largo, se situaba en 4.5 puntos básicos.