La galería de arte virtual Underscores  que presentó la colección Paper Glimpse, integrada por 25 obras que pueden adquirirse a través de NFTs (certificados basados en tecnología blockchain, con criptomonedas) ha evolucionado para ser también una incubadora de proyectos de NFTs y Web 3 para empresas.

Estamos uniendo a marcas con artistas, acompañándolas durante todo el proceso para que creen sus propias colecciones de NFTs que calcen con sus campañas de mercadeo”, cuenta Ale Rambar, arquitecto y artista visual, impulsor de esta iniciativa independiente.

Rambar señala que “este es un proyecto que une estrategias de mercadeo con nueva tecnología y con buen diseño”,  más que sólo una galería virtual.

Underscores es uno de los pioneros en el género virtual en Latinoamérica, que ha buscado en un principio comercializar la obra de artistas a través del metaverso, brindando todas las herramientas necesarias.

También puede leer Presentan un nuevo modelo de inversión en NFT accesible para los guatemaltecos

Nuestro objetivo en el metaverso es ser esa conexión estratégica entre artistas y empresas que incluyan NFTs como parte de su estrategia comercial”, precisa  Mauricio González, fundador y estratega de negocios.

 “Los NFTs se están volviendo herramientas de negocios para campañas publicitarias, movimientos de mercadeo;  la conexión con artistas es vital para esto”, considera González.

Underscores está conformada por Ale Rambar, en la parte artística; por la empresa Cuttur, que lleva los asuntos de marca y temas administrativos además del diseño, y por Erick Fallas, experto en NFT, y guía en el mercado.

 En el ámbito artístico, la meta e “ayudar a artistas ya posicionados a crecer en el metaverso”; hay quienes tienen interés, pero no el conocimiento, “queremos que el arte crezca en este medio”, dice Rambar.

Cómo los NFT están convirtiendo a los artistas en sus propios gerentes

La colección Paper Glimpse, que inauguró Underscores como galería, está inspirada en situaciones personales que vivió Rambar en la pandemia: “Lo que hice fue dibujar y cortar ‘ojitos’ en capas de papel desde el 2020; fueron cerca de 1,200 ojos, después les puse animación y evolucionaron para crear esta colección”.

El precio base de estas piezas es de 0.7 Ethereum (1,446 dólares aproximadamente, al cierre de la edición) y se venderán en una especie de subasta, donde los precios suben si tienen varios compradores interesados. Quienes deseen ver las obras o comprarlas puede ingresar a www.underscores.io. Los organizadores esperan recibir ganancias por los 25 NFT equivalentes a 36,000 dólares. La inversión hasta ahora ha sido de alrededor de 14,900 dólares en procesos y mano de obra, precisa Mauricio González, fundador y estratega de negocios.

Para Underscores este modelo de negocio es muy rentable. En las galerías físicas hay que invertir mucho; en este caso, se invierte sólo en generar la plataforma digital.

Los NFTs son activos no tangibles, digitales, que certifican la autenticidad de una obra virtual (video, archivo, audio, texto, etc.) por medio de tecnología blockchain, las que se comercian en un mundo digital, ahora conocido como metaverso, en el cual se están utilizando las criptomonedas para desarrollar toda clase de negocios, emprendimientos o proyectos.

Los Picasso desmienten la venta de obras NFT vinculadas al genio español

Erick Fallas, fundador y líder de proyectos NFT, menciona que conforme Underscores se desarrolle buscará apoyar a ONGs que calcen con las colecciones artísticas, para  que sean beneficiadas