Reuters.- Lego cerrará su negocio en Rusia por tiempo indefinido y despedirá a sus 90 empleados con sede en Moscú, debido a los “extensos trastornos” en el país, dijo el martes el fabricante de juguetes danés.

Lego ha rescindido su contrato con el franquiciado Inventive Retail Group (IRG), que poseía y gestionaba 81 tiendas en nombre de Lego.

IRG, que también operaba tiendas en Rusia para marcas occidentales como Nike y Samsung, dijo anteriormente el martes que el contrato con Lego fue terminado.

“El Grupo LEGO ha decidido cesar indefinidamente las operaciones comerciales en Rusia debido a las continuas y extensas perturbaciones en el entorno operativo”, dijo un portavoz de Lego.

Leer: La propietaria estadounidense de KFC y Pizza Hut también abandona Rusia

Un portavoz de IRG dijo: “Nuestra empresa seguirá trabajando como experta en la categoría de diseño y desarrollo de juguetes”.

Lego suspendió los envíos a Rusia en marzo y dijo en junio que congelaba temporalmente algunas tiendas por problemas de suministro.

La versión rusa de Inc. Magazine informó el martes de que Lego iba a suspender sus actividades comerciales en Rusia por tiempo indefinido y a romper su contrato con IRG.

Empresas como Nike y Cisco han anunciado su salida de Rusia en las últimas semanas, a medida que se acelera el ritmo de retiro de las empresas occidentales después de que Rusia envió tropas a Ucrania en febrero en lo que denomina una “operación especial”.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter