Costa Rica es un país altamente receptivo de las alianzas público privadas, lo cual, se traduce en una gran oportunidad para expandir mercados, generar empleos y contribuir a la recuperación económica, de acuerdo con un estudio dado a conocer por la prestigiosa revista The Economist y el BID.

Leer: Euro débil: ¿Cuál es su impacto en la economía europea?

Brasil, Chile, Uruguay, Colombia, Perú, Panamá y Costa Rica, son los líderes en América Latina en cuanto a la creación de entornos propicios para el desarrollo de estos mecanismos de inversión, en donde el aporte estatal se une con el capital privado para desarrollar proyectos de todo tipo y obras de infraestructura.

Coronavirus en Costa Rica Foto: EFE/ Jeffrey Arguedas

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En Costa Rica, este tipo de mecanismo se usa principalmente para el construir carreteras, como por ejemplo, la ruta 32, el proyecto Taras – La Lima, Circunvalación Norte y todos los pasos a desnivel que se construyeron para desahogar el GAM. También está en evaluación un tren eléctrico por unos $1.554 millones bajo este sistema.

“Las Asociaciones Público-Privadas representan una gran oportunidad para expandir mercados, generar empleos, contribuir a la recuperación económica y el crecimiento de la región, ya que fomentan la sostenibilidad, eficiencia e innovación. Por eso desde el BID, a través de nuestra Ventanilla Única en APP, estamos apoyando la colaboración entre los sectores público y privado bajo este modelo, y para lograrlo el primer paso es comprender los desafíos y oportunidades que cada país tiene, de ahí la importancia de herramientas de análisis como esta”, dijo Mauricio Claver-Carone, presidente del BID.

*En alianza con La República

 

También te puede interesar