EFE.- Argentina rozó en el primer semestre del año la inflación que tenía previsto para todo 2022, con un acumulado hasta junio del 36,2 % y un incremento interanual ese mes del 64 %, según datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El acumulado semestral se encuentra muy poco por debajo de la proyección inflacionaria que el Gobierno de Alberto Fernández había augurado para todo el año en su acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, de entre el 38 y 48 %, que se torna muy difícil de cumplir teniendo en cuenta la evolución de los precios en lo que va de 2022.

Leer: Citigroup ve reducidos sus beneficios un 37% hasta 8.853 mdd

El mes pasado, el índice de precios al consumidor se elevó al 5,3 % mensual, una subida de 0,2 puntos porcentuales con respecto a mayo.

“Hay momentos en que se acelera más, por causas políticas, de expectativas, de situaciones económicas, o por el mayor o menor impacto de la inflación mundial”, dijo este jueves la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, en una conferencia de prensa horas antes de conocerse los datos del Indec.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

En su defensa, Cerruti se mostró tajante: “Argentina viene de una inflación de 50 puntos cuando asumimos (el poder, en 2019), venimos lidiando y trabajando con ese problema desde entonces, utilizando todas las herramientas posibles”.