EFE.- El gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se alista para celebrar este martes el aniversario número 43 del triunfo de la revolución popular en Nicaragua, que derrocó con la fuerza de las armas a la dictadura de Anastasio Somoza Debayle.

Tras un fin de semana de celebraciones previas, con caminatas y caravanas, el FSLN se alista para su gran fiesta anual, la del 19 de julio, que rememora la fecha en la que los nicaragüenses conmemoraron el fin de la dictadura somocista.

Como todos los años, se espera que la celebración gire en torno al discurso del presidente Daniel Ortega, quien antes de retornar al poder en 2007 gobernó Nicaragua, primero como parte de la Junta de Gobierno (1979-1985), y posteriormente como gobernante electo (1985-1990).

Su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, anunció la presencia de 277 invitados especiales de diferentes países, sin citar sus nombres.

La última vez que Ortega recibió a invitados especiales extranjeros en un acto televisado para el público fue el 10 de enero pasado, durante su investidura como presidente reelecto. La misma causó polémica por la presencia del iraní Mohsen Rezai, imputado por la Justicia argentina por el atentado de 1994 contra la mutua judía AMIA de Buenos Aires, que dejó 85 muertos y sigue impune.

Leer: Suiza inicia proceso de retiro del proyecto Cosecha de Agua en Nicaragua

Otros invitados fueron los expresidentes salvadoreños acusados de corrupción en su país, y nacionalizados nicaragüenses, Mauricio Funes y Salvador Sánchez Cerén, así como el expresidente de Honduras Juan Orlando Hernández, procesado en Estados Unidos por nexos con el narcotráfico.

La lista incluyó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por quien Estados Unidos ha ofrecido 15 millones de dólares por cualquier información que lleve a su captura, y al excanciller del Gobierno de Rafael Correa en Ecuador, Ricardo Patiño, acusado de instigar a la violencia durante el mandato de Lenín Moreno.

Le invitamos a seguir nuestra página de Facebook