BPC dio a conocer algunos datos relevantes sobre las principales tendencias en métodos de pagos en América Latina.

Durante el 2021, las transacciones globales de comercio electrónico aumentaron un 14% y se prevé que su volumen supere los 8,3 billones de dólares para el 2025.

Se espera además que más de la mitad de este gasto se produzca a través de dispositivos móviles. La tendencia de digitalización muestra cómo el comercio aumentó significativamente la demanda de innovación de soluciones de pagos para así crear experiencias de cliente fluidas, eficientes y seguras.

Leer: Panorama Fintech en Centroamérica, retos y oportunidades

BPC, destaca en su informe que, para el caso de América Latina, las tres principales tendencias en métodos de pago que se están consolidando son: 

  1. Tarjetas de crédito y débito: “Las transacciones basadas con estos métodos siguen siendo la principal forma de pago en América Latina, sin embargo, su penetración y uso pueden variar según el país”, analiza el vocero de BPC.
  1. Transacciones en efectivo: Su uso aún es muy popular dentro de la población. Según un reciente estudio del Banco Mundial, más de la mitad de la población en la región aún prefiere usar el dinero en efectivo para realizar sus pagos.
  1. Pagos alternativos: Las billeteras digitales y otros métodos de pago como el Buy Now Pay Later (compre ahora y pague después), no han ganado el mismo nivel de tracción que en otras partes del mundo. Los factores económicos y socioeconómicos que influyen en la región hacen que el mercado esté en plena maduración para la inclusión de este tipo de productos.
Una tarjeta de Master Card para hacer pagos.

Asimismo, BCP en este estudio sobre tendencias en métodos de pagos señala que los comercios esperan que las organizaciones que ofrecen soluciones de pago no sean simples empresas de procesamiento transaccional; desean que también aumenten el nivel de ventas del negocio y los ayude a disminuir los costos adyacentes.