Reuters.- Mars Wrigley, fabricante de la barra de caramelo Snickers, se disculpó el viernes por el lanzamiento de un producto Snickers que, según los usuarios de las redes sociales chinas, sugería que Taiwán era un país.

Los vídeos e imágenes que mostraban una página web de Snickers promocionando una edición limitada de la barra Snickers y diciendo que el producto sólo estaba disponible en los “países” de Corea del Sur, Malasia y Taiwán desencadenaron por estas horas una oleada de ira en la plataforma china de microblogging Weibo.

Sigue la información sobre la economía y el mundo de los negocios en Forbes Centroamérica

Mars Wrigley publicó más tarde una disculpa en su cuenta de Snickers China Weibo y dijo que el contenido correspondiente había sido modificado.

“Mars Wrigley respeta la soberanía nacional y la integridad territorial de China y lleva a cabo sus operaciones comerciales en estricto cumplimiento de las leyes y reglamentos locales de China”, añadió Mars Wrigley.

Sin embargo, las reacciones en las redes sociales no disminuyeron, ya que muchos usuarios se mostraron furiosos porque el comunicado de la empresa estadounidense no decía que Taiwán formaba parte de China, una piedra angular de la política exterior china.

“Dígalo: ¡Taiwán es una parte inseparable del territorio de China!”, rezaba un comentario debajo de la publicación en la cuenta de Snickers China Weibo que recibió 8,000 likes.

Le invitamos a seguirnos en la cuenta de Twitter

La cuestión de Taiwán es un resabio de una brutal guerra civil en China que terminó en 1949 con la huida de los nacionalistas derrotados a la isla mientras el victorioso Partido Comunista Chino asumía el control de la China continental.